Blog

El proyecto recibe el Premio bienal Verónica Rudge al mejor espacio urbano.

 

En medio del pelotazo urbanístico que sembró las ciudades españolas de pisos vacíos, aeropuertos sin aviones y museos sin futuro, algunas cosas se hicieron bien.

La mayor obra acometida en Madrid en lo que va de siglo logró un resultado extraordinario que no deja de acumular galardones internacionales. El último ha sido concedido por la prestigiosa Universidad de Harvard con el Premio Verónica Rudge para espacios urbanos sostenibles. Este premio bienal —que en anteriores ediciones fue para la integración del Metro en Oporto, o para la instalación del Metro-cable en Medellín, ha recaído en dos de sus 12 ediciones en proyectos españoles. Los espacios públicos españoles que se hicieron con él han sido Barcelona, Bilbao y ahora Madrid. 

En este caso se han visto recompensados sus siete kilómetros de parque a ambas orillas del río Manzanares convirtiéndose en un gran premio para la capital que por encima de cualquier reconocimiento Madrid Río tiene el de sus ciudadanos.

Madrid Río representa una puesta conciliadora que conecta la urbe, haciéndola más amable y más humana. El resultado,es un espacio verde del que disfrutan no sólo los ciudadanos de nuestra comunidad sino que también es un reclamo a nivel turístico. Su planeamiento ha dado lugar al esparcimiento y ocio de los usuarios y ha aportado un nuevo concepto de ciudad.

Dejando a un lado la atracción turística o buscar impresionar con imágenes, el parque escapa a las fotografías y existe para y fundamentalmente, mejorar la vida de los ciudadanos y crear un nuevo concepto de ciudad que desde ISLA VERDE apoyamos y somos partícipes.

 

30b5fd5ca57661dd9db92545d4f3a533Madrid Río